Logo CCOO

30

jul 2018

"Tradecyl-CCOO pide al Gobierno de Sánchez que adecúe a la realidad el trabajo autónomo"

30 de Julio de 2018.

Artículo de opinión de la delegada de Tradecyl, Rosa Eva Martínez, publicado en el Día de Valladolid el 28 de julio de 201. "La Asociación de Trabajadores Autónomos y Dependientes de Castilla y León-Tradecyl, vinculada a CCOO, pide al nuevo Gobierno de la nación que modifique la Ley de Medidas Urgentes del Trabajo Autónomo para recoger las demandas del sector."


"Desde hace muchos meses Tradecyl-CCOO está llevando a cabo una campaña informativa sobre nuestra principal reivindicación, adecuar las cotizaciones de las y los autónomos a sus ingresos reales. No podemos dejar pasar este momento para recordar al nuevo Gobierno que, en la actualidad, el 86,9% de las personas autónomas de Castilla y León elige cotizar por bases mínimas, lo que se traduce obviamente en mínimos derechos y prestaciones. Con unas tarifas graduales que puedan ir modificando según sea la situación de sus negocios, los autónomos tendrían carreras de cotización más acordes con su verdadera situación, podrían aspirar a mejores prestaciones e incrementarían su aportación solidaria a la Seguridad Social con la que se sostienen las prestaciones de todos y todas.

Junto a esta medida troncal proponemos que las personas autónomas de baja laboral por contingencias comunes tengan una bonificación del 100% de las cuotas de la Seguridad Social mientras se encuentren en situación de incapacidad transitoria. Hay que tener en cuenta que, en la mayoría de los casos, tienen que cerrar temporalmente su negocio por lo que no se pueden computan beneficios con los que hacer frente a sus pagos fijos. También consideramos imprescindible facilitar el acceso a la prestación de cese de actividad, ya que, tanto los requisitos para acceder a ella, como los trámites administrativos a realizar suponen un importante freno.

En Castilla y León hay más de 200.00 personas autónomas, muchas de ellas emprendedoras como única salida laboral posible tras un despido, en ocasiones, a una edad difícil para la búsqueda de empleo. Tradecyl considera que trabajar por cuenta propia no debe suponer una discriminación en el acceso a derechos y prestaciones sociales, especialmente cuando se trata de personas autónomas económicamente dependientes.

Trades frente a falsos autónomos

Otro de los aspectos que habría que solventar con una nueva ley es la verdadera naturaleza de los trabajadores autónomos económicamente dependientes. Bajo la denominación de Trades se ocultan falsos autónomos y autónomas que deberían gozar de un contrato de trabajo en sus respectivas empresas.

En primer lugar debería ser obligatorio que las empresas registren los contratos de los Trade para que éstos se puedan acoger a las ventajas que les otorga esta condición tales como vacaciones, indemnización si el cliente rompe injustificadamente el contrato o acudir a la jurisdicción social, más rápida y menos costosa, en caso de conflicto. También da la posibilidad de firmar Acuerdos de Interés Profesional, una especie de convenio colectivo negociado en el que participan los sindicatos o las Asociaciones de Trades para mejorar las condiciones laborales de las y los autónomos. En la actualidad hay menos de 500 personas registradas como Trades en Castilla y León.

Un trade es una persona autónoma que presta sus servicios para un único cliente o empresa o quesus ingresos proceden de una misma empresa o cliente al menos en un 75%. Frente a esta figura están proliferando las y los falsos autónomos, una nueva forma de desregular y abaratar el mercado de trabajo. Son ‘falsos autónomos’ quienes se integran completamente en la estructura de trabajo del cliente o la empresa con las mismas tareas, horarios y medios de trabajo que el resto de las y los empleados.

Hay sectores en los que se está dando mayoritariamente la contratación fraudulenta de “falsos autónomos” como la construcción, el transporte, los medios de comunicación, con un incremento del 25%, o el reparto de comida a domicilio, verdadero semillero de irregularidades laborales a través de los llamados “riders” o repartidores en bicicleta que están proliferando por todas las ciudades.

También se advierte este crecimiento en la educación privada, especialmente en academias de idiomas, autoescuelas o formación no presencial, así como en franquicias de todo tipo y en las profesionales liberales.

Un caso especialmente grave, y en el que el sindicato CCOO ha logrado la necesaria intervención de la Inspección de Trabajo, es el de los falsos cooperativistas. El ejemplo más claro es el de Servicarne donde se ha obligado a la empresa a dar de alta a las trabajadoras y trabajadores en el régimen general de la Seguridad Social porque no eran realmente cooperativistas.

En conclusión, Tradecyl plantea al nuevo Gobierno que dignificar la figura de la persona trabajadora autónoma pasa por evitar la utilización fraudulenta del autónomo, pero también mejorar el acceso a las nuevas prestaciones a las que tienen derecho las personas trabajadoras por cuenta ajena".

Últimas entradas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.