Logo CCOO

15

jun 2018

Inicio y continuidad garantizada de la Protección

15 de Junio de 2018. Inmaculada de Pablo Arranz, Secretaria de Política Social y Vivienda de CCOO Castilla y León

La Red de Protección a las personas y Familias en situación de mayor vulnerabilidad social y económica, nació para quedarse y pervivirá mientras sea necesario.


En el año 2013, cuando las consecuencias de la crisis económica estaban en pleno auge sobre la ciudadanía, nació fruto del Diálogo Social de Castilla y León entre la administración autonómica y los agentes sociales y económicos, la Red de Protección integral a las personas afectadas por la crisis. Red que aglutinaba medidas y recursos sociales de responsabilidad pública, y que organizaba la participación coordinada de los diferentes actores, principalmente administraciones locales, entidades del tercer sector y administración autonómica. A los recursos ya existentes vinieron a sumarse nuevos derechos, hoy subjetivos, con lo que a modo de paraguas se trataba de solucionar o paliar las necesidades básicas, a esa parte de la población más duramente golpeada que estaba sufriendo los incrementos en la tasa de desempleo, los descensos en las rentas de las familias, la mayor desigualdad social, etc.

El Acuerdo del Diálogo Social firmado en abril de 2013, dio lugar al Decreto-Ley 2/2013 publicado en noviembre, por el que se flexibilizaron los criterios de acceso y agilizaron los procedimientos de concesión de las ayudas incluidas en la Red, ante la urgencia de aplicación de las medidas acordadas,

Desde entonces, mediante la Comisión de Seguimiento de los Acuerdos del Diálogo Social, atentos a los efectos de determinadas medidas de la red, hemos promovido ajustes y modificaciones normativas que han favorecido que las diferentes ayudas llegaran a un mayor número de personas, pues la tan cacareada recuperación económica, no ha tenido un efecto proporcional y directo en la ciudadanía. Tanto es así, que incluso este mismo año, en el mes de febrero, se ha llegado a un nuevo acuerdo para elevar a rango de Ley esa Red de Protección y dar carácter permanente a determinadas medidas que nacieron como excepcionales (prestación urgente de alimentos, ayudas económicas a personas en riesgo de desahucio, tanto por impago de cuota hipotecaria, como por impago de alquiler), reconociéndolas naturaleza esencial, de modo que se han convertido en derechos subjetivos, y ya no están condicionados por la existencia de presupuesto suficiente, sino únicamente por la necesidad de las personas que lo soliciten.

También hemos constatado año a año, que el número de personas atendidas desde esta Red ha ido incrementándose, hasta llegar en este momento, 5 años después de su creación, a más de 29.000 personas recibiendo ayudas de emergencia en Castilla y León, o a 5.227 familias atendidas para paliar situaciones de desahucio de su vivienda habitual, por ejemplo. Ello evidencia que la constitución de la Red fue un acierto y que las ayudas son de utilidad para las personas en situación o riesgo de vulnerabilidad, a la hora de cubrir o paliar sus necesidades básicas.

La aprobación en el parlamento regional de la Ley de funcionamiento de la Red de Protección, pone el broche final a un proceso participativo iniciado en la Mesa del Dialogo Social, donde se gestó un texto que ha ido creciendo y enriqueciéndose con las aportaciones de diferentes entidades implicadas en la atención a personas en situaciones de necesidad, creciendo también desde el Consejo Económico y Social, dónde los agentes sociales y económicos seguimos aportando al texto, y finalmente desde los diferentes grupos parlamentarios que con sus aportaciones y enmiendas han contribuido a dar la forma definitiva al texto aprobado ayer tarde. Un texto vivo pues, con un amplio recorrido participativo que ha pasado a formar parte del sentir de todos los implicados, por lo siempre deseamos que se aprobara por unanimidad y se consolidara después como herramienta eficaz y eficiente permanente para la ciudadanía, especialmente para quienes se encuentran en una situación de vulnerabilidad mayor.

Ahora bien, una vez consolidada la Red y llevada al rango normativo que consideramos la corresponde, esperamos de fruto también el trabajo del sindicato orientado a la creación de empleo de calidad, al incremento de los salarios, la mejora de las medidas de protección al desempleo, etc., y ello suponga una mayor incorporación al mercado laboral y contribuya a reducir la necesidad y uso de estas ayudas.

Últimas entradas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.