Logo CCOO

28

mar 2018

Pensiones dignas, sin miedo

28 de Marzo de 2018. Carlos Castedo, responsable del Gabinete Técnico y de Estudios de CCOO Castilla y león

Más de la mitad de las 610.685 pensiones contributivas que se perciben en Castilla y León son inferiores a 708 euros brutos al mes. Son 211.437 mujeres y 101.450 hombres de nuestra Comunidad quienes cada día se enfrentan, con sus exiguos euros, al recibo de la luz, al ticket del supermercado o al pago de las medicinas. A estas personas hay que sumar otras -cerca de 22.000- que ni siquiera tienen derecho a una de estas pensiones, pero que, por su situación de necesidad económica, reciben una del IMSERSO, que es inferior a 400 euros en todos los casos. No debemos perder de vista que las cuantías de las pensiones están directamente relacionadas con el empleo y con los salarios y que de aquellos polvos, estos lodos.


Hace unos días el presidente del Banco de España hizo unas declaraciones sobre la capacidad económica de los pensionistas españoles y lo bien que ha sentado la crisis a su pecunio, que fueron unas declaraciones reincidentes, porque queriendo exculparse acabó ahondando en su metedura de pata; hay que ver qué manía tienen quienes ostentan este cargo de mirar con lupa las cosas de los pobres, mientras que para las finanzas de los bancos y de las grandes empresas parecen más inclinados a hacer la vista gorda. Pues bien, el señor de la lupa no cayó en que durante estos años infaustos -que los más ricos han utilizado para serlo aún más y los expoliadores de lo público para reforzar sus finanzas privadas- estos pensionistas, mujeres y hombres humildes, han sido en muchas ocasiones quienes han estirado sus exiguas pensiones para ayudar a sobrevivir a hijas y a hijos, a nietos y a nietas, a quienes el tsunami del paro y de la deuda hipotecaria les dejó, como quien dice, con una mano delante y otra detrás. No es que a los pensionistas les sobre ese magro dinero de la paga pública, sino que se trata, mayoritariamente, de personas que desde la infancia han sabido bien cual es el valor del dinero, que en ocasiones han sufrido escaseces y que han sabido vivir con austeridad, por lo que la crisis les ha pillado entrenados.

Se nos dice que el sistema público de pensiones está en cuestión si no se reducen las cuantías y el Gobierno ha decidido subir las pensiones un 0,25% en 2018, aunque para informar a los pensionistas de la subida se les envía una carta que cuesta más que la propia subida. Lo cierto es que la nómina de las pensiones de Castilla y León ha crecido un 2,5% entre diciembre de 2016 y diciembre de 2017, mientras que el PIB de la Comunidad se ha incrementado según la Junta un 4,2%. Por cierto que ninguna de las 430.000 personas que en Castilla y León tienen una pensión de menos de 1.000 euros se beneficiaría de las reducciones en el IRPF que el ministro de Hacienda ha anunciado como medida alternativa a un mayor incremento de las pensiones.

Se nos amenaza con nuevos recortes en los siguientes años y se atemoriza a quienes todavía no hemos llegado a la jubilación con que tal vez no vayamos a llegar a tiempo a la “bicoca” de la pensión, todo ello para fomentar el negocio privado de los bancos y de las aseguradoras, obviando que quienes malviven, por culpa del paro o víctimas de la precariedad laboral que ha acrecentado la reforma laboral, son quienes deberían estar aportando más recursos al sistema si tuvieran empleos decentes.

Necesitamos un buen sistema público de pensiones porque es el principal instrumento de redistribución de la riqueza y no tenerlo conllevaría un aumento de la desigualdad. El sistema tiene amenazas y necesita refuerzos, empezando por que se incremente el empleo y su calidad. También son necesarias medidas que garanticen su sostenibilidad, sin descartar que quienes perciben mayores ingresos hagan mayores aportaciones, y entre ellas tal vez haya que plantear una subida mayor para estas pensiones más bajas a costa de menores incrementos para las pensiones más altas. Y lo más importante es que todas estas medidas cuenten con un amplio consenso político y social que garantice su estabilidad.

Últimas entradas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.