Política de cookies

Este sitio usa cookies propias y de terceros para facilitar la navegación y obtener información de estadísticas de uso de nuestros visitantes. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón 'Aceptar' o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón 'Configurar cookies'

Para más información consulta nuestra Política de cookies

Configuración de cookies

Desde aquí puede activar o desactivar las cookies que utilizamos en este sitio web, a excepción de las de técnicas, que son imprescindibles. Si no selecciona ninguna opción, equivale a rechazar todas las demás cookies.

Cookies técnicas y de sesión, estrictamente necesarias

Sesión: PHPSESSID, SERVERID, Incap_ses_*_* y visid_incap_*

Permiten mantener la coherencia de la navegación y optimizar el rendimiento del sitio web, son imprescindibles

Técnica: config

Guarda la confiruación de cookies seleccionada por el usuario

Cookies de terceros

Google Analytics: _gat, _gid y _ga

Utilizamos estas cookies para obtener información de estadísticas de uso de nuestros visitantes. Están gestionadas por Google, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Facebook: _fbp

Cuando mostramos información incrustada de la red social Facebook, se genera automáticamente esta cookie. Está gestionada por Facebook, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Twitter: eu_cn, ct0, guest_id y personalization_id

Cuando mostramos información incrustada de la red social Twitter, se generan automáticamente estas cookies. Están gestionadas por Twitter, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Política de cookies

CONFEDERACION SINDICAL DE CC.OO. informa que este sitio web usa cookies para

  1. Asegurar que las páginas web puedan funcionar correctamente

  2. Recopilar información estadística anónima, como qué páginas ha visitado la persona usuaria o cuánto tiempo ha permanecido en el sitio web.

  3. Mostrar contenido de redes sociales, siempre relacionado con información de la organización de CCOO.

Informamos que contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a la de CCOO que podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.

A continuación encontrará información detallada sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este sitio web, cómo puede desactivarlas en su navegador y cómo bloquear específicamente la instalación de cookies de terceros.

  1. ¿Qué son las cookies?

    Las cookies son archivos que los sitios web o las aplicaciones instalan en el navegador o en el dispositivo (smartphone, tablet o televisión conectada) de la persona usuaria durante su recorrido por las páginas del sitio o por la aplicación, y sirven para almacenar información sobre su visita.

    El uso de cookies permite optimizar la navegación, adaptando la información y los servicios ofrecidos a los intereses de la persona usuaria, para proporcionarle una mejor experiencia siempre que visita el sitio web.

  2. Tipología, finalidad y funcionamiento

    Las cookies, en función de su permanencia, pueden dividirse en cookies de sesión o permanentes. Las primeras expiran cuando la persona usuaria cierra el navegador. Las segundas expiran cuando se cumple el objetivo para el que sirven (por ejemplo, para que la persona usuaria se mantenga identificada en el sitio web) o bien cuando se borran manualmente.

    Adicionalmente, en función de su objetivo, las cookies utilizadas pueden clasificarse de la siguiente forma:

    • Estrictamente necesarias (técnicas): Son aquellas imprescindibles para el correcto funcionamiento de la página. Normalmente se generan cuando la persona usuaria accede al sitio web o inicia sesión en el mismo y se utilizan para identificarle en el sitio web con los siguientes objetivos:

      • Mantener la persona usuaria identificada de forma que, si abandona el sitio web, el navegador o el dispositivo y en otro momento vuelve a acceder a dicho sitio web, seguirá identificado, facilitando así su navegación sin tener que volver a identificarse

      • Comprobar si la persona usuaria está autorizada para acceder a ciertos servicios o zonas del sitio web

    • De rendimiento: Se utilizan para mejorar la experiencia de navegación y optimizar el funcionamiento del sitio web

    • Analíticas: Recopilan información sobre la experiencia de navegación de la persona usuaria en el sitio web, normalmente de forma anónima, aunque en ocasiones también permiten identificar de manera única e inequívoca a la persona usuaria con el fin de obtener informes sobre los intereses de la persona usuaria en los servicios que ofrece el sitio web.

    Para más información puedes consultar la guía sobre el uso de las cookies elaborada por la Agencia Española de Protección de Datos en https://www.aepd.es/sites/default/files/2020-07/guia-cookies.pdf

  3. Cookies utilizadas en este sitio web

    A continuación, se muestra una tabla con las cookies utilizadas en este sitio web, incorporando un criterio de "nivel de intrusividad" apoyado en una escala del 1 al 3, en la que:

    Nivel 1: se corresponde con cookies estrictamente necesarias para la prestación del propio servicio solicitado por la persona usuaria.

    Nivel 2: se corresponde con cookies de rendimiento (anónimas) necesarias para el mantenimiento de contenidos y navegación, de las que solo es necesario informar sobre su existencia.

    Nivel 3: se corresponde con cookies gestionadas por terceros que permiten el seguimiento de la persona usuaria a través de webs de las que CONFEDERACION SINDICAL DE CC.OO. no es titular. Puede corresponderse con cookies donde se identifica a la persona usuaria de manera única y evidente.

    TABLA DE COOKIES UTILIZADAS
    CookieDuraciónTipoPropósitoIntrusividad
    PHPSESSID, SERVERID, Incap_ses_*_* y visid_incap_* Sesión Imprescindibles Mantener la coherencia de la navegación y optimizar el rendimiento del sitio web 1
    config 1 año Imprescindibles Guardar la configuración de cookies seleccionada por el usuario 2
    Google Analytics (_gat, _gid y _ga) 24 horas Analítica, de terceros (Google) Permitir la medición y análisis de la navegación en las páginas web 3
    Facebook (_fbp) 3 meses Terceros (Facebook) Mostrar información incrustada de la red social Facebook 3
    Twitter (eu_cn, ct0, guest_id, personalization_id) Sesión Terceros (Twitter) Mostrar información incrustada de la red social Twitter 3

    Desde los siguientes enlaces puedes consultar la política de cookies de terceros: Política de cookies de Google, Política de cookies de Facebook, Política de cookies de Twiter

  4. Deshabilitar el uso de cookies

    La persona usuaria en el momento de iniciar la navegación de la web, configuró la preferencia de cookies.

    Si en un momento posterior desea cambiarla, puede hacerlo a través de la configuración del navegador.

    Si la persona usuaria así lo desea, es posible dejar de aceptar las cookies del navegador, o dejar de aceptar las cookies de un servicio en particular.

    Todos los navegadores modernos permiten cambiar la configuración de cookies. Estos ajustes normalmente se encuentran en las Opciones o Preferencias del menú del navegador.

    La persona usuaria podrá, en cualquier momento, deshabilitar el uso de cookies en este sitio web utilizando su navegador. Hay que tener en cuenta que la configuración de cada navegador es diferente. Puede consultar el botón de ayuda o bien visitar los siguientes enlaces de cada navegador donde le indicará como hacerlo: Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari

    También existen otras herramientas de terceros, disponibles on-line, que permiten a la persona usuaria gestionar las cookies.

  5. ¿Qué ocurre al deshabilitar las cookies?

    Algunas funcionalidades y servicios pueden quedar deshabilitados, tener un comportamiento diferente al esperado o incluso que se degrade notablemente la experiencia de navegación de la persona usuaria.

  6. Actualización de la Política de cookies

    CONFEDERACION SINDICAL DE CC.OO. puede modificar esta política de cookies en función de exigencias legislativas, reglamentarias, o con la finalidad de adaptar dicha política a las instrucciones dictadas por la Agencia Española de Protección de Datos, por ello se aconseja a la persona usuaria que la visite periódicamente.

    Cuando se produzcan cambios significativos en esta política de cookies, se comunicará a través de la web.

Logo CCOO

21

feb 2018

Reducir el impuesto de sucesiones solo beneficia a los ricos

21 de Febrero de 2018. Carlos Castedo Garvi Sec. de Estudios y de Asesoramiento CCOO de Castilla y León

Los impuestos son indispensables para la sostenibilidad de un modelo social que está basado en la distribución de la riqueza, ya que garantizan que la prestación de servicios públicos lleguen a toda la ciudadanía, con independencia de su situación laboral y económica, ¿o acaso no sabemos cómo funciona la sanidad o la educación en países, como por ejemplo Estados Unidos, en los que su modelo social es poco redistributivo?.


Algunos partidos políticos están empeñados en hacernos creer que el modelo fiscal español es injusto, y llegan a calificarlo de confiscatorio. Dichas críticas se han centrado últimamente en el impuesto de sucesiones y donaciones. A pesar de lo furibundo de los ataques que recibe esta figura fiscal, se trata de un impuesto modesto que en España no llega al 2% del total de la recaudación fiscal y, sobre todo, altamente redistributivo, ya que quienes pagan son fundamentalmente quienes reciben herencias y donaciones de mayor cuantía, así como quienes las reciben sin ser familiares directos.

Las medidas encaminadas a desmantelar este impuesto, pretendiendo hacernos creer que aumentan la justicia fiscal, llevan, en realidad, a socavar la sostenibilidad de las políticas públicas y a incrementar la desigualdad, ya que este impuesto no solo contribuye a mejorar la financiación de nuestras maltrechas arcas públicas (no olvidemos que, según los últimos datos de EUROSTAT, en España, los ingresos públicos son 8,4 puntos menos respecto del PIB que la media de la zona euro) sino que lo hace de una manera redistributiva: pagan más quienes más obtienen.

Quienes opinamos que la injusticia de nuestro sistema fiscal radica en su falta de progresividad, nos vemos obligados a realizar un constante ejercicio de explicación para intentar contrarrestar el efecto que producen frases demagógicas tan habituales en los medios de comunicación como “es mejor que el dinero esté en el bolsillo del ciudadano” o “¿cómo voy a pagar de nuevo por lo que ya pagó mi padre?”.

Si hablamos del impuesto de sucesiones y donaciones, duramente cuestionado estos días, se trata de un impuesto que viene sufriendo en los últimos años un progresivo deterioro debido a que algunas CCAA han entrado en una competencia a la baja que ha supuesto su casi anulación. Para justificar estas medidas hay responsables políticos que han argumentado el temor de que personas con grandes patrimonios pudieran modificar su comunidad autónoma de residencia para ofrecer a sus herederos una fiscalidad más favorable. Sin embargo, desde una visión política progresista tenemos que poner los puntos sobre las íes para tratar de evitar los engaños que produce este discurso tan dañino socialmente.

En primer lugar hay que reflexionar respecto de si la acumulación de riqueza debe ser objeto de una fiscalidad específica; mi respuesta es que sí, porque es la única forma de compensar a quienes en nuestra sociedad se encuentran en una situación de inferioridad –una fórmula mucho más drástica y probablemente más justa sería la eliminación de las herencias-. Porque no podemos concebir una sociedad justa sin que -de alguna manera- se limite el traspaso de la riqueza entre personas, dado que es indiscutible que actualmente el desarrollo personal está condicionado por la cuna en que nacemos y nos criamos. No es que nuestros padres, abuelos -o tíos de América- ya hayan pagado anteriormente, porque es el enriquecimiento de quien recibe una herencia lo que se grava con el impuesto de sucesiones. Y, como he señalado antes, fundamentalmente en los casos en que las herencias son de gran magnitud o cuando las reciben personas que no son familiares directos. ¿Por qué alguien que obtuviera por una herencia los ingresos equivalentes a muchos de años de trabajo no habría de pagar nada por ello?.

Hay que explicar que para el cálculo de la tarifa del impuesto de sucesiones se tienen en cuenta el valor de la herencia, el grado de parentesco respecto de quien se recibe y la situación económica previa del perceptor. ¿Qué mayor ejemplo de justicia social?.

Quienes se oponen a este impuesto no dicen que el tipo es progresivo (se aplica un mayor porcentaje cuanto mayor es el valor de lo heredado), ni que también es menor el porcentaje a aplicar cuanto mayor es la cercanía del parentesco, ni que determinados bienes como la vivienda o las empresas familiares, están exentos de tributación, así como que hay reducciones de cuota por ejemplo en situaciones de discapacidad de la persona perceptora de la herencia, entre otras. Tampoco se dice que el impuesto tiene un mínimo exento que hace que el número de personas que realmente lo paga sea muy pequeño. En conclusión, que eliminando este impuesto se va en contra de la progresividad fiscal que supone que pague más quien más tenga.

En el año 2015 teníamos en Castilla y León un impuesto de sucesiones que consideraba exentos de tributación los primeros 175.000 euros de todas las declaraciones (con la normativa estatal original, el límite era de 60.000 euros). Esto es, los primeros 175.000 euros no pagaban y, a partir de ahí, se aplicaba la escala progresiva del impuesto. En 2016 se aumentó este límite a 200.000 euros, en 2017 a 300.000 y en 2018 a 400.000 (recordemos que la vivienda familiar o determinados negocios no se incluyen en esta cantidad exenta y que se trata de la cantidad percibida por cada uno de los herederos y no del conjunto de la herencia). La reforma de 2018, que eleva el límite de 300.000 a 400.000 euros, beneficiará, según apreciaciones de la Junta, tan solo a unas 1.300 personas cuyo incremento patrimonial por la vía de que otra persona ha decidido cedérselo, sea de más de 300.000 euros; y, dentro de ellas, beneficiará todavía más a las rentas más altas de ellas, dado que la escala del impuesto es progresiva. El resultado es que estos sucesivos cambios solo han ido beneficiando a las herencias superiores a la cuantía del límite, ya que las inferiores no pagaban el impuesto, profundizando la escasez de ingresos de nuestra autonomía y, además, reduciendo la equidad que esta figura fiscal aportaba al sistema.

Al mismo tiempo que, tan generosamente, aquí se deja de recaudar de quienes más tienen, esos mismos partidos políticos justifican recortes en los servicios públicos o acuden al Estado solicitando más transferencias porque no son suficientes los recursos disponibles. A poco que se analice se ve con claridad que en materia fiscal, lo que pretenden estos partidos políticos es darnos gato por liebre. Y yo prefiero que si vamos a tener que comer gato, que no me engañen diciendo que es una liebre muy sabrosa. Dejo pendiente para otro artículo la reflexión sobre la obligación de garantizar el buen uso de los recursos públicos, la transparencia en el gasto y la lucha decidida contra la corrupción, en lo que estamos completamente de acuerdo y que requeriría muchos más esfuerzos, pero siempre pensando en reforzar nuestro modelo social y no en desmantelarlo.

Últimas entradas