Logo CCOO

10

ene 2018

El estado de salud de los servicios sanitarios públicos de Castilla y León es altamente preocupante y de pronóstico reservado, artículo de Mª Jesús Sotillos Rubio

10 de Enero de 2018.

La responsable de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios en Soria, María Jesús Sotillos Rubio, firma este artículo.

'De manera implacable en el día de ayer, el Consejero de Sanidad Antonio Mª Sáez Aguado, amortizaba una nueva demarcación médica en la Zona Básica de Salud de Gómara (SORIA) pasando de una dotación en inicio de 8 médicos a la actual de 5, poniendo en peligro la asistencia sanitaria de la zona como ya denunció CCOO, y desoyendo a los propios profesionales del Centro de Salud y los alcaldes y miembros del Consejo de Salud de Zona que unánimemente mostraron su rechazo a este despropósito'.


En noviembre de 2017, CCOO y la Junta de Personal del Área de Salud de Soria, denunciaban que no se podía garantizar la atención médica en el Servicio de Urgencias del Hospital Santa Bárbara al no cumplirse los mínimos de personal médico en todos los turnos establecidos, por la pésima gestión de las direcciones.

No sólo en Soria se sufre esta desatención; en LEÓN, en el Centro de Salud de Eras de Renueva, uno de los centros de atención primaria con más tarjetas sanitarias de la CCAA, el día 2 de enero ¡no había ni un sólo médico!, con el agravante de que esta situación se conocía previamente. Las direcciones no hicieron nada para solucionarlo. CCOO ha denunciado esta situación exigiendo responsabilidades.

En SALAMANCA, el Centro de Salud de Periurbana Norte - Villares de la Reina tuvo que cerrar el servicio de urgencias en 20 ocasiones, en días navideños, puesto que no se puede mantener abierto si los profesionales están realizando un servicio en domicilio, al contar únicamente con 1 médico/a y 1 enfermero/a.

No cabe duda de que el máximo responsable de los servicios sanitarios públicos de Sacyl hace dejación de sus funciones y su credibilidad se ha agotado desde hace ya mucho tiempo. En sus discursos ante las Cortes o los medios de comunicación presume del bienestar del servicio sanitario de la Junta de Castilla y León, para que aplaudan su gestión. Pero los ciudadanos comprobamos día a día que sus palabras no se reflejan en hechos, y que está dejando morir poco a poco a nuestro sistema sanitario público.

Las condenas a Sacyl, por negligencias por acción u omisión desgraciadamente son ya numerosas y en 2017 han aumentado, con condenas de elevada cuantía de euros, que se abonan con dinero público, con presupuesto sanitario y a pesar de ello, ni se sonrojan.

Mientras nuestro sistema sanitario va deteriorándose por la falta de inversiones, recortes presupuestarios y mala gestión económica y de políticas de personal, vemos como crecen de manera boyante aseguradoras privadas que se van apropiando de la asistencia.

Es el momento de que los ciudadanos salgamos de nuestro silencio, de que todos alcemos la voz, de que se diga alto y claro que los responsables de la sanidad en nuestra CCAA gestionan mal, con el dinero de todos y que ya ha llegado el momento de depurar responsabilidades antes de que el señor Consejero deje "muerto de necesidad" a nuestro servicio sanitario público.

Recogen el envite los partidos políticos de la oposición? Todos somos responsables. No permitamos ni un solo desatino más del señor Consejero y del gobierno de esta comunidad, que es el máximo responsable.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.